top of page
  • Foto del escritorAndrés

¿Es bueno pedir un crédito para mi Negocio?

Puede sonar contradictorio. Pero tener una deuda puede ser incluso beneficioso para tu empresa. Si la pagamos al día, creamos reputación y demostramos que como empresa podemos ser un sujeto de crédito creíble y con comportamiento financiero comprobado. Lo importante es saber manejarla y darle un buen uso.


¡Ayuda! Mi Pyme tiene problemas de plata 🆘

O

¡Necesito crecer para que mi negocio sobreviva! 🌎

¿Con cuál de estas frases te identificas más? En el escenario económico actual, estas dos razones son determinantes para que un emprendedor decida tomar un crédito 💰

Pero, ¿Es buena idea hacerlo? El primer paso es perderle el miedo a la deuda. Tener una deuda puede ser beneficioso para tu empresa. Suena un poco contradictorio, pero es real. La deuda habla bien de nosotros (si la pagamos al día) es la manera en que pasamos a ser un sujeto de crédito creíble y con comportamiento financiero comprobado.

Siempre y cuando se administre con responsabilidad, la deuda no es la “mala de la película”. Carecer de disciplina financiera y no saber organizar tus recursos para pagar tus compromisos en el futuro, es lo que te puede llegar a agobiar ⛔

La gestión de estos fondos es una de las funciones más relevantes en la estructura del emprendimiento.

Aquí entra en juego el valor de formalizarse. Tal como lo hemos mencionado en otros contenidos, lo recomendable es tener tu propio RUT de empresa y separarla por completo de tu identidad de persona natural.

Pero, antes de dar luz verde a tu solicitud de crédito, debes tener claridad sobre cuánto dinero necesita tu proyecto y analizar estos puntos:

🔵 Lo primero, es tratar de evitar pensar en un crédito exclusivamente en situaciones límite, cuando el negocio está inestable. Si tus finanzas caminan bien (aunque a paso lento), es igual de positivo buscar financiamiento externo. De hecho, las instituciones valoran mucho esto.

🔵 Hazte la pregunta más obvia: ¿Podré pagarlo? Revisa tu flujo de caja para tener el detalle de tus ingresos y egresos.

🔵 ¿En qué voy a invertir el dinero solicitado? Define bien si estos recursos serán destinados para sueldos, compra de nueva mercadería, logística, tecnología, marketing, etc.

🔵 Infórmate y compara las tasas de interés y plazos de pago. Los bancos compiten entre ellos por otorgar créditos, así que no dudes en acercarte a distintas instituciones, incluso si no eres su cliente. Y si se complica el acceso a un crédito bancario, hay opciones de microcréditos otorgados por Fintechs.

🔵En definitiva, a la hora de decidir, debes tomar en cuenta: tanto el costo total de la deuda (incluyendo intereses, impuestos, y otros cobros que hacen las instituciones financieras), y la capacidad de pago de la cuota mensual que acuerden. Es contraproducente tomar un crédito para generar flujos de dinero, si luego no tendrán capacidad de pagar la cuota mensual.

🤔 Sobre este último punto, chequeamos un poco más sobre el “boom” de las Fintech, los nuevos jugadores de este segmento. Su crecimiento se debe al cambio que han liderado por medio de sus productos y servicios, solucionando problemáticas que los clientes de bancos tradicionales reclaman diariamente (lentitud en tiempos de aprobación, procesos 100% digitales, soluciones a medida, entre otras).

¡Sabemos lo estresante que puede ser este proceso! 😫 Por eso, te ayudaremos a preparar tu información financiera, para que analices si efectivamente solicitar un crédito es la mejor opción para ti. Y, de serlo, también te asesoraremos para gestionar la alternativa más adecuada según tu caso.

¿Nos comunicamos?

Pide tu evaluación gratuita o agenda una reunión con nosotros haciendo CLICK AQUÍ 👇

17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page